Bebé Mozart, educación musical en edad temprana

Es nuestro ciclo de educación musical en edad temprana para bebés de 0 a 36 meses destinado a fomentar la capacidad de aprendizaje y adaptabilidad del cerebro del bebé en beneficio de su propio desarrollo. Utilizamos la música como estímulo sensorial, psicomotriz, intelectual y emocional mediante la realización de diferentes actividades y juegos musicales.

Pedagogía personalizada en grupos con un máximo de 5 bebés y organizados en tramos de edades (de 1 a 12, de 13 a 24 y de 25 a 36 meses).

Existen todo tipo de juguetes estimuladores de inteligencia, pero nos hemos olvidado de lo más importante: cantar, acariciar, jugar con el bebé. Creemos que ningún producto puede substituir las relaciones personales establecidas por una madre o padre con su hijo y los vínculos que así se crean entre ellos. Por este motivo, en Bebé Mozart nos gusta potenciar las relaciones afectivas familiares mediante la música.

La mente humana es asombrosa; estudios recientes han demostrado que el pensamiento y la actividad del niño en esta etapa de su vida es global, es decir, si estimulamos un sentido -el oído, por ejemplo- estamos potenciando el desarrollo conjunto de su inteligencia. En Bebé Mozart utilizamos la música y el movimiento para conseguir una estimulación multisensorial del bebé.

Objetivos pedagógicos de las clases de educación musical en edad temprana «Bebé Mozart»

  • Fortalecer el vínculo mamá & papá – bebé.
  • Crear un «Mundo de canciones» para el niño.
  • Aprender a relajar a tu bebé con la ayuda de la música y el masaje.
  • Estimular su desarrollo psicomotriz a través del movimiento.
  • Favorecer el desarrollo neuronal del bebé mediante la estimulación auditiva.
  • Estimular la adquisición del lenguaje.

Para conseguirlo, es esencial que el bebé venga acompañado por su mamá o papá, la abuela o el abuelo o un cuidador, lo cual nos ayudará a iniciar y mejorar la relación que el niño establece con el profesor y con los demás bebes que acuden junto con él. La cercanía de un ser querido facilita que el niño se sienta seguro y relajado ante un nuevo entorno.

¿Cómo es una clase?

Cantamos canciones de bienvenida y de despedida, tocamos instrumentos, hacemos recitados rítmicos, silabaciones Kodaly que le ayudaran en la adquisición del lenguaje, escuchamos diferentes estilos de música, bailamos pequeñas coreografías y aprendemos a relajarnos.

La duración aproximada de la clase es de 50 minutos.

Nuestras sesiones se estructuran así:

  • Canción para saludar.
  • Esquema corporal: un masaje con una canción.
  • Trabajo: canción específica, rima o cuento.
  • Relajación: canción de cuna.
  • Canción de despedida.
file:///C:/Users/AAA/Downloads/pinterest-51de2.html